Cabina de Música Olga Lara

Olga Francia Elena Lara D’Soto (el nombre completo de Olga Lara) na­ció en la ciudad de Azua, el 16 de septiembre del 1953.

Dotada de una voz tan cálida como serena, tan agradable como alucinante, Olga Lara es quizás la cantante solista dominicana con más trascendencia. El número de premios que obtuvo en el país entre 1980 y 1995, en la República Dominicana, no podría ser más revelador: El Dorado, cinco veces (1980, «Revelación del Año»; 1982, 1984, 1985 «Cantante del Año»; 1984, «Merengue “Mi Vida”»; Casandra, otorgado por Asociación de Cronistas del Arte (ACROARTE), cuatro veces (1985 y 1987, «Cantante del Año»; 1987 y 1995, «Espectáculo del Año»); El Gordo del Año, tres veces (1983, 1984, 1985).

Tanto es el respeto que hay en la República Dominicana por Olga Lara que aún persiste, en el país, la expresión “Olga Lara” como sinónimo de “la otra cosa”—lo especial, lo único.

Pero lo que hace a Olga Lara especial («única» es quizás una me­jor palabra) no es sólo la voz cálida, alucinante, serena: Olga Lara es quizás la persona más sencilla, más amable, más afectuosa que se uno encontrará jamás en el mundo del espectáculo.

Aunque Olga Lara ha estado, en los últimos años, alejada de los grandes escenarios y dedica más tiempo a su familia, ha seguido componiendo canciones, y hasta tiene una producción a la que llamará “Cosas del Campo”, que espera algún día dar a conocer.

Desea, también, regrabar sus primeros temas (con nueva orques­tación y tecnología), terminar su libro de anécdotas “Algo más de mí” y hacer un especial de televisión.

Top